¿Sabías que?

Para pelar tomates sin cortar la pulpa debes hacer una cruz en la parte inferior del mismo

con un cuchillo, luego colocarlos en una olla con agua hirviendo por aproximadamente 30

segundos, luego los retira y coloca en agua fría con hielo y sin necesidad de cortar, usted

los pela con sus propias manos eliminándole solo la piel a los tomates.